Buscar

Un revolucionario invento: Vehiculos autónomos

La ciencia ficción llega a la realidad en la Ciudad de Buenos Aires. El Gobierno Porteño presentó dos prototipos de vehículos autónomos, que gracias al uso de inteligencia artificial le permite detectar su entorno y movilizarse sin intervención humana.

Los vehículos son eléctricos, con capacidad para sólo dos pasajeros, fabricados en fibra de vidrio y están equipados con sistemas de geolocalización, de elusión de obstáculos, de identificación de entornos y conexión Wi Fi, que permite la intercomunicación entre ambos vehículos para contar con mejores datos a la hora de movilizarse. Asimismo, carecen de puertas, volante y pedales, cuentan con un radar láser en el techo que scanea 40 veces por segundo todo lo que rodea al vehículo y una tablet en reemplazo del típico tablero para poder ver su localización y elegir la ruta a seguir. Tiene integrado un sistema operativo con el cual interpreta la información sensorial para identificar las rutas más apropiadas de navegación, evitar obstáculos y respetar las señales de tránsito.

Los prototipos fueron financiados por el Gobierno de la Ciudad y fabricados por la empresa Space Ai, proyecto para el cual se realizo una licitación de $ 2.100.000 millones.

Durante la feria de las Vegas, Mercedes Benz, ya había presentado un prototipo de vehículo autónomo, con diseño futurista y luces de Led en el frente y parte trasera, las cuales son blancas si está siendo conducido en forma manual y azules si lo es en forma automática. Además el vehículo cuenta con la posibilidad de girar los asientos de conductor y acompañante para estar cara a cara con los pasajeros traseros, seis pantallas de alta definición para interactuar con el vehículo y una autonomía de 1100 kilómetros. También cuenta con la posibilidad de conducirlo en forma remota y estacionamiento a distancia. La empresa prevee que este prototipo será el vehículo del año 2030.

La movilidad autónoma cuenta con grandes beneficios entre los cuales podemos destacar una mayor seguridad vial, ya que el sistema que poseen incorporado elimina los errores de cálculo humano que como vimos en notas anteriores constituyen la primer causa de siniestralidad vial en el mundo, facilita el ordenamiento del tránsito, reduciendo la distancia de seguridad entre vehículos, lo que permite incrementar las capacidades en las calles y mitiga la congestión, optimiza el uso de energía y combustible, lo cual implica no sólo una mayor autonomía sino también un impacto positivo en el medio ambiente, a través de la reducción de emisión de gases de efecto invernadero y finalmente el fácil acceso a la movilidad para personas con capacidades reducidas.

Al día de hoy no cuentan con habilitación legal para circular, pero la misma se está tramitando. Se trata de toda una revolución en lo que a seguridad vial respecta, atento que no hay conductor alcoholizado ni distraído que pueda dar origen a un accidente de tránsito. Las compañías de seguros también deberán adaptarse a las nuevas tecnologías tanto en lo relativo a los vehículos autónomos cuando se empiecen a utilizar y comercializar como también el tema de los drones que son otro novedoso invento reciente, al menos en nuestro país.

Dra. Gabriela Melina Alvarez

Gabriela.alvarez@segurosaldia.com

WhatsApp chat