Buscar

Seguros para la construcción

La noticia del comienzo de una obra en construcción generan de por sí grandes inconvenientes y un malestar generalizado en los vecinos de los inmuebles lindantes, no sólo por los ruidos que deberán soportar por varios meses sino también por los daños que dicha construcción pueda ocasionar en sus propiedades, hecho totalmente común en los días que corren. Prácticamente no existe obra en construcción que no haya recibido el reclamo al menos verbal de varios vecinos de la zona por diferentes motivos.

Por ello a la hora de emprender una obra, el seguro debe ser una herramienta fundamental para cubrir la responsabilidad de quienes la llevan a cabo frente a posibles daños ocasionados a terceros, en una actividad tan riesgosa como es la construcción. De hecho en ciertos lugares como Ciudad Autónoma de Buenos Aires ya existe la obligación de contratar un seguro para demoliciones y excavaciones.

Además de estas coberturas, quienes se encarguen de planificar o ejecutar la obra pueden contratar un seguro de Responsabilidad Civil Profesional que si bien no es obligatorio les brindará mayor tranquilidad.

Otro seguro muy recomendable par este tipo de riesgos está dado por el seguro todo riesgo construcción, que cubre a todos los responsables de la ejecución de una obra, abarcando no sólo la Responsabilidad Civil sino también los daños a la obra por causas naturales o negligencia del constructor y permite la opción de extender la cobertura a los equipos. Este seguro puede contratarse ya sea para grandes emprendimientos como también para obras pequeñas y reformas. La ventaja de esta cobertura radica en que en una misma póliza se cubre no sólo todo el espectro de lo diferentes riesgos a los que puede verse sometida una obra sino también a las diferentes partes con interés asegurable, amparando al comitente o propietario de la obra, al constructor principal y a los subcontratistas de forma innominada.

El Nuevo Código Civil y Comercial establece más seguros obligatorios, pero la modificación principal radica en el cambio del interés asegurado en los casos de daños a la obra producidos por caso fortuito antes de la entrega, estableciendo a favor del contratista una compensación equitativa por la tarea efectuada, brindando la posibilidad de que el seguro sea contratado por el propio comitente. Por otro lado el nuevo Código amplía la responsabilidad del fideicomiso y establece la obligatoriedad de contratar un seguro de Responsabilidad Civil, aunque este artículo resulta muy ambiguo puesto que hace referencia a la necesidad de una reglamentación que al día de hoy la SSN no ha emitido aún, quedando de esta manera las condiciones del seguro libradas a la autonomía de las partes.

En cuanto a los costos, el seguro obligatorio de demolición y excavación tiene un valor aproximado de $30.000 para la empresa constructora. En el caso del Todo Riesgo Construcción, para una obra de 100 millones de pesos, el costo sería aproximadamente de $150.000 pagaderos en varias cuotas y con una suma asegurada por Responsabilidad Civil de entre 4 y 5 millones de pesos. En el caso de una reforma a una propiedad de pesos 500.000 y 4 o 5 meses de trabajo, el costo del seguro ronda los pesos 10.000. En lo que hace a seguros de RC Profesional para una facturación anual de pesos 300.000 el seguro tiene un costo de pesos 4.000 anuales.

Más información: info@aseguradosaldia.com

WhatsApp chat