Buscar

Nueva modalidad: cajas de seguridad privadas no bancarias

Los recurrentes casos de inseguridad en nuestro país ya son moneda corriente. Todos los días escuchamos noticias de gente asaltada, golpeada o bienes sustraídos por delincuentes que rara vez son descubiertos. Por ello, la sociedad busca diferentes alternativas de resguardar sus objetos más preciados, ya sea por su valor económico o emocional, tratando de hallar la alternativa que le inspire mayor seguridad, aunque ninguna ofrece el 100%.

Luego de la pérdida de credibilidad en el sistema bancario como consecuencia de la crisis del 2001 y los famosos casos de entraderas y salideras bancarias, la gente optó por guardar sus bienes debajo del colchón o en alguna caja de seguridad escondida dentro del domicilio. Pero lo cierto, es que ello no resulta para nada seguro y sobre todo cuando se trata de delincuentes armados que ingresan al domicilio exigiendo el dinero.

Como una opción a todo lo existente, surgió la firma Hausler, una empresa dedicada exclusivamente a ofrecer el servicio de alquiler de cajas de seguridad no bancarias, tanto a individuos particulares como a empresas, con valores similares al promedio del mercado. La firma cuenta actualmente con dos sucursales, una en microcentro y otra en Pilar, y ofrece múltiples medidas de seguridad, se trata de oficinas que no dan a la calle (una situada en subsuelo y otra en un tercer piso), un ingreso que se realiza a través de 7 puertas blindadas, con necesidad de verificar las huellas digitales, reconocimiento facial, personal de seguridad in situ las 24 horas y un sofisticado sistema de alarmas. Además cuenta con beneficios como disponibilidad de cajas grandes y extra grandes, salas de escritura y transacciones, posibilidad de acceder a la caja en horario extendido incluyendo los días sábados, períodos de contratación flexibles, ya sea mensual, trimestral o semestralmente y una cobertura de seguro hasta U$s 100.000 brindada por la aseguradora Allianz.

Una nueva alternativa que ofrece el mercado para resguardar los bienes de valor no sólo de los robos, sino también de cualquier otra contingencia que pueda ocurrir como inundación o incendio. Una forma de prevención que en caso de fallar, cuenta con un seguro que refuerza su garantía.

Dra. Gabriela Melina Alvarez

Gabriela.alvarez@segurosaldia.com

WhatsApp chat