Buscar

Mala praxis mamaria: sin avances en la causa (26/02/2018)

p03f1-STZ

Berenice abre los ojos con fuerza y los mueve más de lo habitual. El padre la nota incómoda y la gira en la cama donde está acostada en posición fetal desde hace más de un año. Berenice lo mira y lanza una bocanada de aire. El padre le acerca un tablero con letras y números y ella empieza a señalar letras. Quiere descansar. Berenice tiene 27 años y no habla ni camina. No puede estirar las piernas ni sentarse. El 12 de octubre de 2016 entró a una cirugía de implantes mamarios. Sufrió un paro cardiorrespiratorio y un ACV isquémico. La llevaron a un sanatorio y entró en coma. Cuando recuperó el conocimiento la mudaron a un centro de rehabilitación y estuvo internada durante un año. Los primeros dos meses mostró una mejoría: se paró y dio algunos pasos. Una infección la volvió a dejar en la cama y desde ese día las piernas están flexionadas hacia el pecho. Seis días antes de cumplir los 27 volvió a la casa que comparte con sus padres y su hermano menor. En los últimos tres meses sólo salió de la habitación para ir al patio, pero ayudada. La familia denunció al cirujano, al médico ayudante y al anestesista que la operaron por mala praxis y por daños y perjuicios. Hace dos semanas  el padre, Marcelo Conte, se presentó en Tribunales provinciales por cuarta vez. Según contó a El Ciudadano, los médicos nunca entraron al juzgado.

Leer nota completa: https://www.elciudadanoweb.com/mala-praxis-mamaria-sin-avances-en-la-causa/

WhatsApp chat