Buscar

Microseguros en América Latina: nuevas coberturas.

El mercado potencial de los microseguros se encuentra en el conjunto de clientes que necesitan y no poseen actualmente coberturas básicas y cuenta con un mínimo de actividad en el hogar que les permite asumir el pago de una póliza. Cuentan con tres ventajas principales: son masivos, de bajo costo y de un valor asegurado reducido. Son pólizas con coberturas específicas y personalizadas, para riesgos puntuales y acotados. Son masivos debido a que por su bajo costo, dejan una baja rentabilidad, entonces venderlos uno a uno resulta muy caro, es por ello que suelen agruparse por grupos de afinidad.

En América Latina el nivel de aseguramiento para este tipo de seguros es muy bajo. Aunque hay países en los cuales tiene un gran desarrollo, a nivel global sólo el 7,6% del total de clientes asegurables estimado posee alguna cobertura. Según un informe realizado por BS Latam, los países con mayor desarrollo de microseguros en América Latina son México con el 31,9%, Brasil con el 23%, Colombia con el 17,1% y Perú con el 12,5%. Argentina se ubica en una posición muy lejana con el 3,2%.

A lo largo del mundo existen gran cantidad de microseguros que si bien en nuestro país no tienen aún desarrollo, sí tienen gran nivel de adhesión en otros estados.

– La Equidad Seguros de Colombia, ofrece una cobertura básica de vida, que aparte de indemnizar la suma asegurada en caso de fallecimiento o incapacidad total y permanente de las personas aseguradas, ofrece un adicional por anticipación de enfermedades graves, y hasta una renta mensual para el pago de servicios públicos hasta por 12 meses. También esa compañía, ofrece una cobertura de accidentes estudiantiles por la cual cubre de manera colectiva a los estudiantes de una institución educacional contra el riesgo de accidente tanto dentro como fuera del colegio con una cobertura básica de muerte accidental y varios adicionales como muerte natural, enfermedades graves, invalidez por accidente, gastos médicos por accidentes, gastos médicos de rehabilitación, gastos de traslado, auxilio funerario y auxilio educativo.

– La compañía La Positiva de Perú, ofrece un microseguro llamado Onco Cash, o de indemnización por diagnóstico de cáncer, donde se abona al asegurado la suma asegurada establecida en póliza en caso de que se le diagnosticara cáncer por primera vez. Sólo se requirente tener entre 18 y 75 años y que no se le haya diagnosticado esta enfermedad ante de la vigencia de la póliza.

– En Brasil, el grupo BB E MAPFRE, agregó a la cobertura básica de muerte, una persona que provee toda la documentación, ayuda a la familia a escoger un ataúd, provee los objetos religiosos de acuerdo a la religión y cubre los pagos del espacio en el cementerio durante 3 años. Adicional al producto, incluye asistencia psicológica a los familiares.

– En España, incluso, un broker de seguros ofrece la contratación de un seguro de bodas, que ofrece cobertura por problemas que podrían ocurrir el día de la boda, tales como: fallecimiento de un familiar clave para la boda, no aparece el sacerdote, la novia se indispone por embarazo, huelga de transporte que impide llegar a la boda, inclemencias meteorológicas que impiden la realización del evento, problemas en el salón de realización, fallo de un proveedor, etc. El seguro cubre las pérdidas económicas que no se pueden recuperar, así como los gastos adicionales por cancelación, traslado o aplazamiento del evento. La prima es aproximadamente un poco menos del 10% del capital asegurado.

En estos países donde los microseguros están muy desarrollados se utilizaron diversas técnicas para su comercialización que consistieron básicamente en humanizar la atención, solicitando la menor documentación posible en el momento del hecho dañoso e integrando el concepto de dignidad a los productos. Se decidió entrevistar a las madres de familia como una estrategia eficaz para conocer las necesidades de la comunidad así como también el uso de habitantes de la propia comunidad para difundir las bondades del seguro y masificar su adquisición.

En nuestro país no han adquirido aún al día de hoy un nivel de desarrollo, recién están apareciendo las primeras coberturas, con un bajo nivel de adhesión, debido a un gran desconocimiento de su existencia por parte de la sociedad, la falsa creencia de que seguramente saldrá caro y la poca difusión con la que cuentan. No hay tampoco compañías especializadas en este tipo de seguros y no se ha generado demasiada creatividad a la hora de proponer coberturas nuevas que cubran necesidades de la gente como sí sucedió en otros países de la región y mucho más en países europeos, que alcanzan un gran desarrollo este tipo de coberturas.

Dra. Gabriela Melina Alvarez

WhatsApp chat