Buscar

En Moreno, la violencia machista se cobró otra víctima

En moreno la violencia machista se cobro otra victima

violencia-de-genero-2360706w620

Un hombre mató a su mujer a golpes y cuchilladas y escapó con su hija, de 3 años; los encontró la policía ayer, en Villa Elisa

Otra mujer asesinada. Otros cuatro niños sin poder disfrutar de su madre. Y denuncias de violencia de género que no sirvieron para evitar un nuevo desenlace trágico. Otro femicidio, un drama que se repite día a día. Esta vez fue en Moreno: un hombre mató a golpes y a puñaladas a su pareja y, tras consumar el crimen, huyó con la hija de ambos, de 3 años.

Para la familia de la víctima, al dolor del femicidio se le sumó, durante horas interminables, la desesperante incertidumbre por el paradero y el destino de la chica. Ayer, luego de varias horas de búsqueda, la policía logró encontrar a la niña en los alrededores de La Plata y detuvo al sospechoso del homicidio.

No era la primera vez que este hombre agredía a la víctima. “¿Cuándo va a ser la última?”, se preguntó el padre de Nancy Edith Ibáñez, cuando su nieta Mía ya se encontraba sana y salva.

“Necesito plata, me mandé una cagada. Maté a Nancy.” Así, sin tapujos, el hombre, identificado por las fuentes policiales como Segundo Sebastián Galván, de 44 años, se presentó el domingo en la casa de un compañero de trabajo. Llevaba en sus brazos a la nena. Su colega, albañil, le dio 300 pesos, pero se quedó conmovido. Decidió acercarse hasta la comisaría local a relatar lo que le había ocurrido, según informaron fuentes de la investigación a la agencia Télam.

Cuando los policías arribaron a la casa donde vivía la pareja con la niña, en la calle París, entre Ángel Gallardo y La Pintura, en Cuartel V, Moreno, descubrieron que la historia era real. Hallaron a Nancy, de 42 años, desnuda y asesinada.

Los forenses determinarían luego que la mujer presentaba un hematoma en la mandíbula, cuatro heridas punzocortantes en el lado izquierdo del tórax, en el pómulo y en la clavícula, también del lado izquierdo, y lesiones superficiales de defensa en ambos brazos. Los investigadores hallaron también en el lugar un cuchillo tipo Tramontina, que habría sido utilizado para asesinar a la mujer.

Una vez interiorizada de la situación y con los datos obtenidos por los testigos, la fiscal Luisa Pontecorvo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción N° 3 del Departamento Judicial Moreno, ordenó una serie de allanamientos en busca de la niña y del sospechoso, uno de los cuales, realizado ayer a la mañana en Villa Elisa, resultó positivo.

Efectivos de la comisaría 4» de Cuartel V, con la colaboración de integrantes de la seccional de La Reja, del Comando de Patrullas La Plata Norte y del destacamento de Caballería de Arturo Seguí, dieron con Galván y la pequeña en una vivienda ubicada en los suburbios de La Plata, propiedad de un allegado del hombre. La menor se encontraba en buen estado de salud, según se informó. A través de las redes sociales, los allegados de Ibáñez agradecían que su desaparición no hubiera terminado en otra tragedia.

Familiares y conocidos de la víctima contaron a los investigadores que era frecuente que Galván insultada y agrediera a su mujer con golpes, a tal punto que Ibáñez ya lo había denunciado por esas situaciones. “Tenía causas por violencia de género en el Departamento Judicial La Plata y en San Martín, en 2015 y en 2016, respectivamente; siempre la denunciante fue la mujer”, dijo a Télam una fuente judicial.

“¿Cuando va a ser la última? Que no haya más Nancys”, suplicó Luis, el papá de la víctima, en declaraciones al canal de noticias TN. Hoy parece una utopía. Según un informe del Instituto de Políticas de Género “Wanda Taddei”, en lo que va de este año hubo en la Argentina 57 femicidios, incluyendo los vinculados, que son aquellos en los que el asesino atenta contra un allegado de la mujer para causarle daño psicológico o mata a un tercero que se interpuso ante la agresión.

Los hechos de violencia de género se suceden a diario. Mientras se intenta esclarecer el doble femicidio de Florencio Varela, dos mujeres ya fueron asesinadas por sus parejas en el conurbano sólo en este último fin de semana.

Ibáñez fue apuñalada por el hombre con quien convivía desde hacía más de 10 años, según contó su familia. El sábado pasado, Ramona Luque Blanco, de 42 años, fue asesinada a martillazos en la cabeza en su casa de la localidad de Villa Fiorito. Por el hecho fue detenido quien era su concubino. En ambos casos, las víctimas habían actuado de algún modo contra sus agresores.

A fines de 2015 hubo un caso similar al de ayer en Moreno. Fue en la villa 31 bis, del barrio porteño de Retiro. Un hombre mató a puñaladas a quien era su pareja, Blanca Estela Martínez, y emprendió la huida con la hija de ambos, que tenía cuatro meses. Dos semanas estuvo la policía buscando a la niña y al homicida hasta que finalmente la encontraron en la casa de un allegado del sospechoso en Paraguay.

La Nación.com

WhatsApp chat