Buscar

Cómo funciona el negocio de las autopartes

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires se sitúan en el centro de atención cuando hablamos del mercado de autopartes truchas. Tan sólo en estas dos localidades se estima que se comercializan alredor de 1,5 millones de autopartes en el mercado ilegal. A nivel global, según datos publicados por la Dirección Nacional de Fiscalización, el negocio movería unos U$s 30 millones por año.

Se calcula que en el país se roban unos 180 autos por día algo así como 1 auto cada 10 minutos. Sin embargo, según datos publicados por CESVI, en los últimos 10 años el robo de autos experimentó una suerte de reducción no en valores absolutos ni en relación a la cantidad de habitantes, sino en comparación con el parque circulante y asegurado. En los últimos años el parque circulante creció 81% mientras que el asegurado lo hizo un 133%. Se estima que la proporción de parque automotor asegurado a hoy es del 82% contra el 61% que se registraba en el año 2005.

Cómo funciona el negocio autopartista.

El valor por robar un vehículo gira en torno a los $ 1.500.-, aunque hay variables que pueden elevar esa suma hasta 10 veces más, como ser el robo de un auto antiguo que ya no tiene mercado de repuestos o con un stock muy escaso, o bien la estacionalidad, ya que en verano hay mucha más demanda debido a que los propietarios de vehículos buscan acondicionar su automóvil para salir de vacaciones.

El mercado ilegal se enfoca principalmente en la obtención de determinados repuestos como ser puertas, capot, llantas, ópticas, tapa de baúl, instrumental y equipo eléctrico para lunetas, limpiaparabrisas, cajas de cambio, entre otros.

La explicación a este negocio radica en su elevado nivel de rentabilidad. Se calcula que la ganancia de un auto “desguazado”, puede multiplicar hasta 20 veces el valor de su robo. El precio de una autoparte robada suele ser entre un 30 y un 40% inferior al valor de ese repuesto en el mercado legal.

Una de las herramientas existentes hoy para limitar el robo de autopartes, ese el grabado de las mismas, pero su obligatoriedad está vigente por el momento sólo en CABA, Mendoza y Córdoba, contando con media sanción ya en PBA y Santa Fe. Si bien esporádicamente surgen campañas para erradicar los desarmaderos, lo cierto es que al día de hoy no se ha logrado ese objetivo, sino que estos fueron mutando a otras modalidades, llegando incluso al delivery de repuestos ante el pedido por radio de los talleristas.

Dra. Gabriela Melina Alvarez

Gabriela.alvarez@segurosaldia.com

WhatsApp chat