Buscar

Bicimoto: un nuevo actor a la espera de regulación.

Al agitado tránsito existente en Argentina, hoy en día se suma un nuevo protagonista, las “bicimotos”. Estos nuevos vehículos, no son más que una bicicleta común a la que se le incorpora un motor y permite a su conductor elegir entre conducir pedaleando como un rodado normal o bien encender el motor y transformarlo casi en un ciclomotor. Las características principales de este nuevo medio de transporte son:

bicimotoLas bicimotos llevan colocado sobre la parte horizontal del cuadro (o detrás del asiento) un tanque de combustible, de dos litros. No cuenta con cambios, sólo un control de aceleración ubicado en el manubrio. Además de la cadena tradicional lleva otra cadena para el motor, que va a una corona ubicada en la rueda trasera, y permite motorizar el vehículo. Los frenos, a contrapedal o manuales, son los que se utilizan para las bicicletas tradicionales. El tipo de combustible que utilizan es una mezcla de Combustible y Aceite sintético o semi-sintético para motores 2T. Los motores son enfriados por aire.

Son vehículos muy livianos, 9 kilos aproximadamente, fácilmente transportables, su precio de compra es muy accesible (rondan los $ 3.500 a $ 5.000), reducido consumo, se calcula que con un litro de combustible se recorren 60 km promedio, y bastante rápido: dependiendo de la cilindrada del motor, las bicimotos pueden llegar hasta los 55 km por hora, o quizás un poco más, pueden estacionarse sobre la vereda como una bicicleta común.

Hoy en día la bicimoto es un fenómeno que cada vez se vé con más frecuencia circulando por las calles de nuestro país, al lado de vehículos, motos, peatones y que suma un riesgo más al agitado tránsito de nuestras ciudades. Ya existen varias empresas nacionales que se dedican a la producción de estos rodados, contando con puntos de ensamblaje y comercialización en todo el país, aunque también existen muchas bicimotos armadas en forma casera. Se venden en bicicleterías o incluso en casas de venta de artículos para el hogar. Los locales dedicados a este rubro, ofrecen dos opciones: la venta de bicimotos completas o bien la instalación del kit de motor en el rodado del cliente.

Como desventaja, podemos destacar que no cumplen con los requisitos mínimos de seguridad. No son muy estables, por ser vehículos que pueden alcanzar hasta 55km/h deberían contar con un sistema de frenos más reforzado, luces delanteras, destellador trasero, bocina, que si bien el conductor puede agregarlo por su cuenta, lo cierto es que nada de esto viene incluído en el kit de comercialización.

Actualmente, no existe normativa de ninguna índole para este tipo de rodados, atento que no está contemplado por la Ley de Tránsito, no pueden circular por las bicisendas de la ciudad, puesto que las mismas están destinadas a vehículos sin motor, al no existir normativa no son susceptibles de multa alguna. Existen seguros para bicicletas que también cubren las bicimotos sólo por responsabilidad civil y robo, exigiendo medidas de seguridad tales como que en caso de hallarse en el domicilio, esta se encuentra guardada dentro de una dependencia de la casa (no está cubierto el hurto, por tanto no puede dejarse en un patio o entrada), y en caso de encontrarse en la calle debe ser atada con cadenas y candado.

Ante el acaecimiento de un accidente de tránsito con este tipo de vehículos, y al no existir registro alguno, se vuelve más complicado o imposible comprobar su titularidad, tema que en breve deberá resolverse.

Dra. Gabriela Melina Alvarez

WhatsApp chat