Buscar

Autos conectados, una realidad cada vez más cercana

El auto conectado ya no es más una fantasía o una película de ciencia ficción, está disponible aquí y ahora. La tendencia a vivir al filo de la inmediatez, nos obliga a estar atentos permanentemente y siempre on line, a menos que intencionalmente decidamos no hacerlo. El vehículo, hoy en día un integrante más del núcleo familiar, no escapa a esa realidad y por ello llegó el momento de incorporarlo al mundo de la conectividad, aunque por ahora a un elevado costo.

Según una encuesta realizada en Julio de 2015 en países como Brasil, México, Estados Unidos, Alemania y China, 3 de cada 4 consumidores dijeron que consideran los servicios de autos conectados una característica importante a tener en cuenta en su futura compra de un auto.

Se denomina “auto conectado” a un vehículo equipado con acceso a internet, y generalmente también a una red de área local inalámbrica o por satélite. A esa conexión se le suman una serie de tecnologías especiales que utilizan ese acceso a internet brindando servicios adicionales al conductor de lo más variado, tales como aviso de peatones, notificación de exceso de velocidad, notificación automática de accidentes, mapas on line, entre otros. Esta tecnología se complementa con el incremento de las funciones de los smartphones y las tablets, permitiendo interactuar con el auto desde cualquier distancia. Si nos detenemos un poco en las funciones de estos dispositivos, veremos que prácticamente nuestra vida entera pasa por ellos, guardamos fotos, grabamos contactos, chequeamos mails, enviamos mensajes, nos conectamos con el mundo a través de las redes sociales, leemos diarios, libros, miramos videos, obtenemos información de cualquier tema que necesitemos, lo usamos como GPS para orientarnos y aparte de todo eso también hablamos por teléfono. Aprovechando esa simbiosis, los usuarios podrán desbloquear sus coches, comprobar el estado de la batería, activar remotamente el sistema de climatización antes de entrar al vehículo, etc.

Pero sin duda alguna, la principal función de la conectividad, está relacionada con la posibilidad de reducir la cantidad de accidentes de tránsito, brindando información actualizada del estado de rutas y accidentes, en una palabra anteponerse a las situaciones de riesgo, analizando las circunstancias que las rodean y notificando al conductor en el momento justo. Según una encuesta realizada por la empresa Accenture, reveló que para el 51% de los encuestados la principal prioridad con respecto al uso de servicios conectados es que le permita conducir mejor.

Tener un auto conectado, brinda al menos 5 ventajas principales:

No obstante ello también presenta algunas desventajas que deberán ser solucionadas para su perfeccionamiento, tales como el elevado costo que hace que sea inaccesible para gran cantidad de usuarios y la posibilidad de ser hackeado como todo dispositivo con conexión a internet lo que pondría en serio riesgo al conductor y sus acompañantes.

Se puede predecir que en un término de 5 años nadie comprará un auto que no esté conectado. De esta manera, en el año 2020 será imposible pensar que un auto no envíe una alarma automática ante un accidente, que no realice un diagnóstico preventivo e informe de anomalías y necesidades de reparación al dueño, y al taller, o no permita llamar para pedir ayuda o localización, ya que según la consultora Gartner habrá más de 20 mil millones de equipos conectados.

La idea central se basa en poder disfrutar de un automóvil que nos haga la vida más fácil, nos acerque la asistencia justo allí donde la necesitemos y nos enseñe a conducir mejor, reduciendo de esa manera la cantidad de accidentes, una de las primeras causas de muerte a nivel mundial.

¨En promedio un 10% de las personas harán las cosas mal siempre, de forma intencional, otro 10% las hará siempre bien, aunque la ley no lo castigue, pero el 80% de la humanidad necesita alertas, indicaciones y consejos para hacer las cosas mejor” “Es importante resaltar que la tecnología nos agrega prevención, educación y seguridad”, señala el Ingeniero Gabriel Mysler, Gerente General de Iturán.

Estas nuevas tecnologías nos plantean también nuevos desafíos e incertidumbres: ¿podrá la tecnología reducir significativamente el número de fallecidos y lesionados en accidentes de tránsito?, si es así ¿será la cuota del seguro más barata en los vehículos adaptados con esta nueva conectividad?, ¿cómo se adaptarán las coberturas a esta realidad de los autos conectados?

Más información: info@aseguradosaldia.com

WhatsApp chat